Implantando mi GTD – parte II

Hace unos minutos estaba dándole vueltas a cómo aplicar mi propio GTD en mis correos electrónicos, empecé primero mirando el calendario, necesito establecer un calendario que permita hacer el seguimiento compromisos o actividades que deben de hacerse en un día y hora específica. Ya mirando lo del calendario me detuve a mirar la distribución del buzón de correos y la verdad que es lamentable… había ya conseguido ordenar mi correo electrónico del trabajo pero está claro que mis asuntos personales y de bloguero están muy desordenados, después de meditar vagamente sobre este asunto pensé que podría ser una buena idea para escribir un post, al fin de cuentas que mejor forma de aprender que “enseñar lo que necesitas aprender”.

Moleskine GTD Hack

Foto de https://flic.kr/p/rJ6mv

Ya puestos en materia, la situación es la siguiente: tengo tres direcciones de correo electrónico Hotmail, gmail y yahoo, los servidores de correo gratuitos más populares del mercado, Hotmail lo he dejado un lado únicamente para comunicaciones informales, Facebook y algún que otro servicio en la red, gmail es el mejor de todos, potente, versátil, siempre innovador y ofreciendo cada día servicios adicionales que se complementan unos a otros, me podéis llamar paranoico, pero tengo miedo del sr. Google, hace unos años leí “el Engaño de google” de Gerald Reischl, un periodista alemán que investigó la gran compañía de Silicon Valley y se atrevió a decir que Google no es tan bueno, curiosamente se atrevió a vaticinar muchas de las líneas de investigación y campos de desarrollo en los cuales hoy día Google es líder de mercado. El mensaje principal de Gerald Reischl era que Google no era gratis, tal y como la mayoría de las personas piensan, la mayoría de nosotros acabamos entregando todos nuestros datos personales, hobbies, aficiones, fotos e ideas a google, sin darnos cuenta el grave riesgo que esto puede traer, no sé porque me he enrollado tanto en el sr Google, pero adonde quería llegar originalmente era que quiero minimizar el uso de los servicios de Google, digo minimizar y no eliminar ya que ofrecen muy buenos productos sin pedir dinero a cambio (al menos de momento).

Yahoo! Calendar

Foto de https://flic.kr/p/5sjzH4

La alternativa que me queda a mano es mi correo electrónico de Yahoo, ¡magia¡ lo he conseguido, ha sido ponerme a escribir y he podido aclarar mi horizonte. La pega que tenía antes de escoger Yahoo era que estaba utilizando este correo electrónico para mi blog, pero que narices, mi blog tiene que formar parte de mi plan de trabajo y mi sistema GTD.

Empiezo a organizar mi GTD en Yahoo, decidido!

¿Eres normal?

Gran incertidumbre…. Para cada uno de nosotros lo normal será siempre aquello que vemos a nuestro alrededor, a veces es difícil ver más allá de las pantallas y escenas que nos muestra nuestro día a día, que nos enseña nuestra sociedad y que aprendemos de nuestros formadores (familia, maestros y amigos).

Según wikipedia:

Normal es el término por el que es conocido cualquier ser vivo que carece de diferencias significativas con su colectivo, aunque en mayor o menor medida, cada ser con vida posee alguna diferencia que no suele ser tomada en cuenta, por lo cual el uso de la palabra normal sólo puede ser subjetivo.

Different

Foto de https://flic.kr/p/nTY1QJ

Tal como culmina el párrafo, el término “normal” siempre termina siendo un concepto subjetivo, en todas las sociedades se crea una lista de parámetros y características que deben de ser cumplidas por los individuos para ser considerados normales.

¿Os habéis parado a pensar cuantas veces utilizamos la palabra normal en una conversación, en una decisión, cuando juzgamos a alguien o incluso en nuestros pensamientos?

En nuestra sociedad se nos ha inculcado que los anormales están mas cerca de la locura que otros, una vez en un programa de radio escuché la siguiente reflexión:

El loco esta condicionado al silencio del cuerdo.
Evitamos la comunicación con el extraño, con el excéntrico, con el loco, puesto que sabemos que de dichas personas nada sacaremos, que no son personas “normales”, en algún momento os habéis parado a pensar “¿que es ser normal?”
Si hiciéramos una definición objetiva de la normalidad, pocos quedaríamos excluidos de la locura.
Y ahí esta la clave de este artículo, si definiéramos objetivamente la normalidad todos estaríamos locos.
He tenido la fortuna de compartir con distintas culturas y de vivir en distintas sociedades, y he de notar que la comunicación y comprensión entre los seres humanos no depende únicamente del idioma. Experiencias, heridas del pasado, valores, sentido del humor, pasiones, creencias; el ser humano es mucho más complejo que un ordenador, nuestra manera de ver a otros, apreciar sus virtudes y reconocer nuestros defectos no son acciones que se pueden simplificar con ceros y unos de lenguaje binario.
Nuestra dificultad para comprender a otros y el desconocimiento de otras culturas nos arrastra siempre a trazar un circulo de normalidad donde solo puede entrar aquello que conocemos.
¿Que prefieres ser? ¿loco o normal?, yo particularmente me decanto solamente por “ser” tal como pregonaba William Shakespeare.

Vergüenza y Timidez, dos aliados.

La vergüenza se considera un sentimiento humano de conocimiento consciente de deshonor, desgracia, o condenación  y según la RAE la define como una afrenta pública, en el sentido en que constituye una ofensa personal que queda a la vista de una comunidad que la condena unanimemente.

Después de buscar una definición acertada de la vergüenza he preferido desarrollar el articulo y dejar que el lector defina su propio concepto de vergüenza o al menos sea capaz de identificarla en su interacción social.

Blue

Foto de https://flic.kr/p/5mUBK

Existen dos conceptos que orbitan alrededor de la vergüenza: ignominia y culpa. La ignominia supone la violación de valores culturales y sociales, mientras que el sentimiento de culpa obedece al desarreglo de los valores interiores personales. De ello se desprende que es posible sentir vergüenza de acciones o pensamientos de los que nadie sabe, o tener un sentimiento de culpabilidad respecto a acciones que los demás consideran como nobles. Esto nos demuestra que la vergüenza no es más que un sentimiento creado por nuestra sociedad, ciertamente la vergüenza obliga a los individuos a respetar los valores y normas dentro de una sociedad y es el respeto de estas normas el que permite el crecimiento y desarrollo del grupo, aqui radica el valor positivo de la vergüenza.

El dilema surge cuando nosotros como individuos nos planteamos nuestros valores propios y nos damos cuenta que son un subconjunto de las normas que impone nuestra sociedad.

De pequeños son nuestros padres los que nos enseñan valores y nos infunden ese sentimiento de vergüenza con el objetivo de convertirnos en individuos aceptados por la sociedad que ellos conocen, el problema está en que nuestros padres al igual que muchos individuos no son capaces de identificar cuales son los valores básicos que debe poseer un individuo y que normas nos convierten en personas reprimidas a conductas predefinidas por otros. Si se te ocurre hacer algo que no causa ningún daño físico o psicologico a ninguna persona, ¿porqué no hacerlo?. Sé que pueden surgir un montón de ideas que podrían parecernos aberraciones, pero habría que reflexionar acerca de cada una de ellas.

 

Shame

Foto de https://flic.kr/p/9cPtW8

 

En función del juez dictaminador la vergüenza puede ser: interior (por nuestros pensamientos) o exterior al sentirnos acusados por otros.

La timidez se alimenta de la vergüenza tal como se alimenta el poder del miedo de otros. Somos tímidos porque nos da vergüenza como nos juzgan otros. Para darme a entender mejor me voy a apoyar en un articulo de cuerpoadentro.com contestando a las preguntas que plantea en uno de sus articulos:

  • ¿Te invitan a un evento donde no cnoces a nadie? Ve solo y enfrentate a estar solo en un evento público con desconocidos.
  • ¿Quieres aprender a bailar? Baila e intentalo, que más da que lo hagas mal? seguro que hay otros que lo hacen peor.
  • Te presentan a una persona interesante y no sabes que decir? Arriesga, di tonterías y no dejes que reine el silencio. Los únicos que no se equivocan son los que no lo intentan.
  • ¿Sientes ansiedad en las situaciones sociales? Observa, presta atención a los gestos y posturas de cada uno, te aseguro que se puede aprender mucho.
  • ¿No te atreves a hablar con gente desconocida? Esto es un problema de nuestra sociedad actual, te quieres plantear un reto? ¿Que tal el reto de hablar durante 30 días con un desconocido? Yo antes lo hacía.
  • Te da ansiedad participar en actividades con otras personas porque crees que todo el mundo se fija en tus “defectos”. Se llama vergüenza.
  •  En el fondo, te sientes incómoda contigo misma. Sientes una profunda vergüenza, y por eso, no quieres compartir a tu yo verdadero con el mundo. Es cierto, te pueden juzgar, pero tienes que aceptar que no le podemos gustar a todos, si es así, seguro que algo estamos haciendo mal.